a


Comida en Villajoyosa
28 Enero, 2009 10:38 am
Ayer estuve comiendo con una guapa profesora de piano que trabaja en Benidorm, y como quería quedar como un marqués, la llevé a un restaurante que se llama “Hogar del Pescador”, donde los productos son de muy buena calidad y hacen unos arroces que hasta mi amigo Juan Moreno (experto arrocero) aplaudiría. Tomamos un arroz con bogavante, unas quisquillas y unas almejas en cebolleta. Luego un helado de mascarpone con chocolate caliente. No estuvo mal, pero lo mejor fueron nuestros vecinos.

   

Ella era una mujer de unos 27 años, guapísima, 1.70 de altura, rubia de pelo liso y largo, ojos azules, una cara de angel y con un tipazo que podría ser modelo. El rondaba los 50, escuchimizado, pelo ensortijado, vestía con ropa muy cara, chaquetón de ante y zapatos a juego. Era una pareja que desde el principio desprendia un tufo de relación extramatrimonial. Lo bueno fue la conversación casi a voz en grito por parte de ella. Os resumo algo

El -Mira, yo estoy ahora en una situación muy embarazosa y complicada....... no puedo
Ella -Pero tu me dijiste......... llega un momento en que esto no puede ser.....
El -Ya, pero... las cosas cambian y ahora no puedo
Ella -Te recuerdo que yo dejé a un chico que se querìa casar conmigo y todo por ti
El -Pero no te gustaba tanto como yo y además yo te quiero mas
Ella -Tienes que decirselo a tu mujer, solo te pido eso
El -Sabes que eso es lo que a mi me gustaría, pero tengo hijos y no quiero que sufran
Ella - Además, últimamente apenas me llamas, solo quedamos para ....
. (aquí bajó la voz) .. y tampoco es como al principio, media hora y tienes que irte
El -Eso no es así, no te llamo porque nunca estoy solo, pero sueño con el momento en
que nos podemos encontrar (Aquí le cogió la mano y ella se dejó)
Ella -Tienes que intentar sacar mas tiempo, aunque solo sea para llamarme,
me encuentro muy sola

(En este momento estuve tentado a darle mi teléfono, pero tuve un ataque de lucidez y pensé que la siguiese manteniendo el otro)

Esta fue mas o menos la conversación que se repitió durante toda la comida, y las mesas estaban tan juntas que nosotros nos engachamos al culebrón y nuestra conversación sobre pianos y otras zarandajas pasó a segundo término.


Como acojonar a tu pareja

Pues iniciamos la sección de juegos de alcoba con un experimento que podeis hacer siempre que tengais el ambiente propicio. Es recomendable tener:

Una pareja (a la que llamaremos “la contraria”
Una habitación de hotel o casa prestada
Un cuarto de baño
Un poquito de mala leche
Un poco de cuento
Pues bien, solamente hay que preparar el ambiente, comentando que “Hay que ver, no se como la gente puede creer que aquí se han producido hechos paranormales” Luego, se puede dejar caer…. “Este lugar me da malas vibraciones, no se… pasa algo, pero no sabría decirte…. serán cosas mías”

Luego, es muy importante que si se esperaba tener sexo (solamente si eres mayor de edad, claro) con la contraria, sería recomendable practicarlo antes de poner en práctica el juego de alcoba, pues se corre el riesgo de que la interfecta cambie de planes y estos nos afecten a nosotros de mitad de cintura para abajo.

Si hemos decidido continuar la historia, y cuando pensemos que ella quiere ducharse, nos tenemos que anticipar y ducharnos antes que ella. Una vez que los espejos hayan quedado muy empañados de agua, tenemos que escribir con letra clara “NO ESTÁS SOLA”. Luego hay que esperar a que el vaho se diluya y por tanto desaparezcan la frase de marras. Con cualquier excusa le decimos que vamos a salir y que la dejamos sola para que se relaje con la ducha. Una vez se duche y el vapor vuelva a actuar sobre el espejo, estas palabras volverán a aparecer escritas como por magia en el espejo y ….. zas! cuando ella salga de la ducha…. se cagará de miedo, y o cuando vuelvas se echa en tus brazos o echa sus brazos sobre lo que pueda pillar de ti.

¡Valor y al toro!


Bienvenidos a mi blog
17 Noviembre, 2008 1:00 am
   


Pencho

Hola a todo el mundo (menos a uno) y bienvenidos a mi blog. Primeramente pensé montar un caballo, pero dada la sensibilidad de mis zonas blandas testiculares ( y adyadentes), he pensado que montar un blog sería mucho mas sano para mi futura vida sexual, cuando sea mayor, claro. Nos vamos a divertir (Al menos yo)